Una Película para no Olvidar y Honrar a los Héroes de Entonces y a los de Ahora

El Día de la Unión narra la historia de Javier, un taxista al que el destino lleva a trabajar cerca del hotel Regis el 19 de septiembre de 1985. Frente a sus ojos la ciudad de México se derrumba en el tremendo terremoto de ese día, llevándolo a vivir el rescate y la desesperación de un padre en busca de su hijo. A través de esta gran historia de unión, veremos la formación de las brigadas de rescate, la compasión humana y el compañerismo que se vive en el pueblo mexicano. El día de la unión es un homenaje a las víctimas, sobrevivientes y héroes de los sismos en México del 85 y del 2017.

Una película que se debe ver para no olvidar y para honrar a los héroes de entonces y a los de ahora.

El Día de la Unión fue una película que requería de una producción sumamente precisa al llevar mucha construcción, efectos especiales y efectos visuales. Llevamos a cabo una producción que dio empleo a más de 900 personas de diferentes departamentos que tenían que trabajar en sincronía.

Los sets fueron construidos en los estudios Churubusco y en un BackLot en Acoxpa. Construimos aproximadamente 3 cuadras completas del centro de la ciudad de México en los 80s para poder realizar los efectos y mostrar un edificio que funcionara como nuestra locación principal.

El talento detrás de todos los efectos es mexicano y el diseño de los mismos tomó meses. Con esta película mostramos la gran unión que tienen todos los mexicanos en los momentos que es requerida; el compañerismo, la solidaridad y la resiliencia.

Realizamos una investigación de cientos de horas de material de los sismos del 85. Cada set construido fue planeado para los efectos especiales y visuales que requería la producción.

Producción:

A más de treinta años del temblor del 19 de septiembre de 1985, la película El día de la unión es un contenido necesario para que los jóvenes de hoy, los que participaron activamente en el rescate de víctimas del terremoto del 2017, se sientan validados y reconocidos.

En 1985, sin precedentes, sin tecnología, sin comunicación, con un gobierno que se paralizó y no supo cómo reaccionar, la sociedad civil del entonces Distrito Federal, sin pensarlo siquiera, se volcó a las ruinas de los cientos de edificios derruidos, con la obsesión de salvar las vidas de sus vecinos, amigos, familiares y desconocidos que quedaron atrapados entre los escombros. Miles de vidas fueron salvadas gracias a la unión, el trabajo colectivo, la colaboración.

Tan importante fue la labor de los que entraron por los túneles como de los que quitaron escombros durante noches y días, sin tregua. Tan indispensable fue la participación de las mujeres que llevaron víveres y bebidas a los rescatistas como la de los médicos y enfermeros que dieron los primeros auxilios.  En 1985 los mexicanos mostraron su gran valor y su amor por sus compatriotas arriesgando sus vidas sin esperar nada a cambio.

Hay muchas historias de heroísmo, sacrificio, rescates milagrosos y orgullo patrio que se siguen contando y que ya son leyenda.  En esta película verán la historia de los valientes que sin ninguna preparación se convirtieron en rescatistas reconocidos mundialmente, de la epopeya de un sobreviviente por salvar a su familia, de la tenacidad de una reportera que ayudó a reunir a las familias que se separaron… personajes de ficción que nos cuentan situaciones crudas y reales de aquellas primeras horas después de la tragedia.

Para lograr que la imagen sea realista e impactante se conjuntaron los talentos de los más destacados cineastas de nuestro país.  Ricardo Arvizu, creador de los efectos especiales junto con Rafael Mandujano y Luisa Guala, escenógrafo y decoradora, reprodujeron los movimientos del terremoto y las ruinas del edificio caído con tal detalle que es difícil pensar que no fueron resultado de un terremoto real.  La fotografía de Rodrigo Mariña nos sume en ese ambiente oscuro, de humo y de polvo, donde sentimos el horror de la catástrofe como si estuviésemos ahí. El extraordinario grupo de actores, liderado por el incansable director y guionista, Kuno Becker, nos transmite toda la emoción, el miedo y el gran esfuerzo de aquellos que, a pesar de lo imposible de su misión, nunca se dieron por vencidos.

Esta producción, hecha con los recursos óptimos y con todo el talento, toda   la dedicación y toda la tecnología moderna, no le pide nada a las superproducciones hollywoodenses, pero nunca pierde el espíritu de lo nuestro, de lo entrañable, de lo mexicano.

La eficiencia, el trabajo organizado y la coordinación de esa misma sociedad civil que se unió 32 años más tarde, en la misma fecha, para ayudar a las víctimas del reciente terremoto, se deriva de lo que hicieron aquellos pioneros que dieron el primer ejemplo de lo que logra un pueblo unido. (Videocine)

Próximamente en cartelera

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close