La llave de Santiago de Cuba, abre hoy mi corazón agradecido

Sergio Martínez Martínez (Texto y Fotos)

teatrista santiaguero Rubén Darío Salazar Taquechelteatrista santiaguero Rubén Darío Salazar Taquechel

Santiago de Cuba.- Por sus relevantes méritos artísticos que dignifican la cultura santiaguera, la Asamblea Municipal del Poder Popular le entregó la Llave de la Ciudad Heroica al destacado teatrista santiaguero  Rubén Darío  Salazar Taquechel, en ceremonia efectuada en la Casa Museo José María Heredia, como parte de las actividades del Festival del Caribe.

Ante las principales autoridades  gubernamentales  y culturales de Santiago de Cuba, junto a sus compañeros del teatro en la Isla y de la región caribeña, Rubén Darío recibía el reconocimiento de manos de Yaneidys  Hechavarría Batista, la Alcaldesa  de esta sur-oriental urbe, quien resaltó los valores de este joven que es Director del Teatro Nacional de Guiñol y del de las Estaciones de Matanzas, al cual se le concedieron numerosos reconocimientos, entre ellos el de la UNEAC, otorgado por su Presidente en la provincia, el compositor Rodulfo Vaillant.

Rubén Darío Salazar Taquechel

En sus  palabras de agradecimiento el destacado creador, que también es Secretario General de UNIMA-CUBA, Unión Internacional de la Marioneta, expresó, que hoy Santiago le entrega su llave simbólica. La recibo como el hijo de Silvia y Ángel Luís, mestizos venidos de la clase media pobre, revolucionarios hasta la médula como mis abuelos Ana y Juan, ángeles que me sostienen.

Soy tataranieto de un mambí cuyo nombre se asienta en el viejo Parque de San Juan, por tanto, esta llave que se me entrega hoy no es simbólica ni desconocida para mí. Atraviesa mi pecho como una espada, y me revive luminosos tiempos pasados, me apunta el futuro, ese sitio que no acabará cuando yo termine, pues es infinito, y donde se puede dialogar hasta con el polvo cósmico.

Rubén Darío Salazar Taquechel

La recibo en nombre de mi familia hecha huesos y carne todavía. La debo fragmentar en pedazos para entregarla a mis maestros, los escolares y los artísticos, entre ellos distingo a Nilda G. Alemán, hada protectora de mi infancia, mujer injustamente olvidada en la historia de la radio santiaguera y nacional. La entrego a los teatristas santiagueros del Guiñol, del antiguo Conjunto Dramático de Oriente y a mis amigos de la niñez. Unos por inspirarme y los otros por dejarme dirigir en  ellos mis primeras obras teatrales.

Entrego esta llave al niño que fui  y no me  abandona. De vez en cuando se desprende de mi mano, deja de jugar, llora y grita. Debe ser la nostalgia inacabable por la ciudad que vio nacer a Antonio Maceo, José María Heredia, Frank País y Miguel Matamoros. Ante ellos y tantos otros no soy nadie. Le están entregando la llave a la propia ciudad de Santiago de Cuba que soy yo, exhalando mi aliento en otros lares de Cuba y  del mundo. A través de ella sigo cantando sones y trovadas, disfruto un carnaval con tiros y cencerros. Soy una puerta invisible y esa llave que es Santiago de Cuba abre hoy mi corazón agradecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close