Peregrinaje del pueblo Wixárika

Puwari-Álvaro Ortiz López (colaboración)

Puwari (Álvaro Ortiz López)

Nuestro deber creo, es darles color a las palabras de nuestros antecesores. De tal forma hacer fluir la voz ancestral, al ritmo de nuestro peregrinaje, existe basto material de expresiones artísticas comunitarias del pueblo Wixárika.

Habitamos en la Sierra Madre Occidental de México, principalmente en los estados de Jalisco, Nayarit, Durango, Zacatecas y San Luis Potosí, somos conocidos como los wixaritari, plural de wixárika (persona de corazón profundo que ama el conocimiento).

Me formé como colectivo Wixárika (huichol) en las prácticas de usos y costumbres de la comunidad Tateikita (San Miguel Huaiztita) acompañado de mi madre Xitaima (Tomasa López de la Cruz) y de mi padre ‘Uxaniere (Lucas Ortiz Montoya).

Puwari (Álvaro Ortiz López)

En el seno familiar inició mi enseñanza con la fabricación del mats+wa (brazalete), tsik+ri (ojo de dios), entre otros objetos rituales. Conforme iba creciendo tuve oportunidad de acercarme a escuchar la voz de Tatewari (abuelo fuego), a sentir las vibraciones de Tateiyurienaka (madre tierra), a ver huellas de color comunitario y a pronunciar palabras dictadas por Tamatsi Kahauyumarie (nuestro hermano mayor sin identidad).

De igual forma aprendí el kukatsaiyari (tejido de chaquira) con mi madre Xitaima. Así como los procesos de labranza de la tierra y viajes a distintas direcciones en compañía de mi padre ‘Uxaniere.

El pueblo Wixárika (huichol) invita al colectivo a que se enseñe a sí mismo a interpretar su universo. Cada colectivo es puesto ante la posibilidad de aprender a aprender mediante el ejercicio de los Usos y Costumbres, mismos que en el transcurso del tiempo hacen identidad de vestuarios, símbolos, cantos, sueños, lenguajes, pintura de chaquira, de estambre, tejidos y bordados.

Puwari (Álvaro Ortiz López)

Cada colectivo cumple el dictado del deber en memoria de sus ancestros. De esta manera renace y vuelve a florecer el sentir de su búsqueda por medio de las creaciones que se vuelven tangibles y conjugan las manos de los creadores artísticos. Y así hacen nierika comunitaria, rostro del pueblo.

Un ejemplo de ello es el “Vochol”, “Pianol”, “Darth Vader”, por mencionar algunas huellas de color comunitario que pintan el rostro del pueblo Wixarika, el rostro de Nayarit, el rostro de México y del mundo, estas huellas han sido arrastradas por corrientes de vientos a pies descalzos y polinizadas en distintos estados de la República Mexicana y más allá de las fronteras, como los Estados Unidos de Norteamérica, Francia, Alemania, Bélgica, España y han generado algunas viralizaciones en redes sociales en esta era del saber.

҉ Puwari (Álvaro Ortiz López), originario de la Sierra Madre Occidental Nayarit y Jalisco, ha sido acreedor a diversos premios nacionales e internacionales; en 2017 en el marco de los 100 años luctuosos del aniversario del poeta Amado Nervo, realizó la traducción de su poesía a lengua Wixarika (huichol). Ha realizado exposiciones un sinnúmero de exposiciones en tierra mexicana y el extranjero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close